¿Necesitas tiempo? ¡Apaga la televisión!

20 Feb 2017
Esther Martín
1750
0

¿Te quejas porque no tienes tiempo para lo verdaderamente importante?

Hace ya muchos años que decidí no hacer mucho caso a la televisión. Así es, ignoro la tele, en concreto algunos telediarios y programas demasiado sensacionalistas, de chismes y cotilleos. Desde que comenzó la crisis económica (sí, ya sé que de eso ya hace unos añitos…) estos espacios televisivos se llenan de contenidos que realmente no aportan nada, pero absolutamente nada bueno a mi vida. Pensarás que estoy desinformada ¡En absoluto! Simplemente decido qué es lo que quiero saber y qué datos quiero incorporar a mi vida.

Por un lado, comprendo que no nos ofrecen la información con objetividad, que pasa por algunos filtros, de manera que la información llega al espectador, en ocasiones, deformada. Esto me enfada, por eso escojo y selecciono cuidadosamente cómo ocupar mi tiempo y cómo informarme. Además creo que si sucede algo importante que realmente tenga que saber – porque deba salir corriendo – ya habrá quien me lo diga… Pero lo que no permito es que se me llene la cabeza de datos irrelevantes, que además me desenfoquen de mi propósito profesional y personal.

Por otro lado, hay noticias que entristecen mucho, las que hablan de las personas que están padeciendo la crisis con más intensidad, las que hablan de los niveles de pobreza que está alcanzando España, los desahucios, el paro… Soy consciente de que hay demasiada gente pasándolo verdaderamente mal, pero desgraciadamente el hecho de que me ponga triste y deprimida conociendo tales noticias no arregla las cosas. Por ello, intento siempre mantenerme positiva, pese a la realidad existente.

Y de los reality shows, ¿qué decir?. De ese tipo de programas ni hablo… Lo siento, a lo mejor me pierdo muchas cosas buenas de la tele -aunque lo dudo mucho-, pero decidí no consumir mi preciosa energía y mi valioso tiempo con noticias negativas, habladurías o escuchando a gente que cuenta su vida en un reality.

Programas más positivos ¡Por favor!

Se me ocurre que podrían emitir noticias o programas más positivos, de gente que enfrenta la crisis con imaginación, optimismo y plantándole cara, sin desesperanza, sin miedo, sabiendo que la solución no está en los gobiernos, sino en la actitud y capacidad de cada uno… Desafortunadamente eso no vende; no es un drama que merezca verse en la tele, parece ser…

Pero bueno, aunque no venda, humildemente propongo programas que inciten a las personas a buscar soluciones, a salir de su zona de confort, a emprender acciones nuevas que les permitan ser quienes realmente quieren ser y a no estar delante de una pantalla anhelando que alguien les saque de donde están.

La televisión consume tu energía.

Por si no te habías dado cuenta aún, la televisión es una de esas cosas que consume tu energía, pero es como un zumbido o un ruido de fondo, solo te das cuenta de lo molesta que resulta cuando la apagas. ¡Bendito silencio!

  • ¿Cuando fue la última vez que te sentiste lleno de vitalidad después de ver un programa de televisión?
  • ¿Has tenido alguna vez ganas de hacer algo después de ver la tele?

No dejes que ese aparato tome posesión de tu vida, es como una adicción que te resta energía y tiempo para hacer las cosas que son realmente importantes, de hecho no existe otra experiencia en la vida que permita tanta absorción y exija tan poca expresión.

Haz la prueba una semana

Selecciona solo aquellas películas o programas que realmente te interesen y después apágala. Limita tu tiempo delante del aparato, establece un horario y, por supuesto, no tengas la televisión puesta solo por tener la sensación de estar rodeado de gente, en compañía (en realidad no te relacionas con nadie).

Te darás cuenta de que tienes mucho más tiempo del que pensabas…

Y, a lo mejor, comienzas a hacer cosas nuevas, interesantes para ti y con sentido tales como:

  • Quedar con amigos.
  • Salir a dar un paseo.
  • Montar en bici.
  • Hacer ejercicio.
  • Meditar.
  • Leer.
  • Escribir.
  • Estudiar.
  • Hacer manualidades.
  • Aprender a cocinar.
  • Desarrollar tus habilidades.
  • Aprender un idioma.
  • Aprender a bailar.
  • Planear viajes.
  • Diseñar tu vida.
  • Dedicar más tiempo a tu familia, tiempo de verdad, sin interrupciones.

Para mi fue todo un descubrimiento, desde entonces leo mucho, escribo, estudio, aprendo, he encontrado maneras eficaces de aumentar mis ingresos, y lo más importante, he aprendido a diseñar mi vida, a enfocarme en objetivos, a alcanzar metas, porque no permito escapes de energía que me distraigan de mi camino hacia un fin determinado.

¿Crees que no tienes tiempo para hacer lo realmente importante?

Yo también era así antes. Me quejaba de que no tenía tiempo, pero gracias a ese nuevo hábito que adquirí (permitirme no ver la tele) escribí un libro muy íntimo y especial (www.elyela.com), que me ha dado muchas alegrías. Un libro que ha resultado ser finalista de los Premios que concede la editorial Círculo Rojo de este año 2017 y con el que, además, estoy recaudando fondos para distintas asociaciones de enfermos de ELA.

Y tú, ¿te quejas porque no tienes tiempo para hacer nada? Prueba a apagar la tele. Te aseguro que te darás cuenta de la cantidad de cosas que puedes hacer con tu valioso tiempo. Tú decides, seguir quejándote o empezar a hacer algo importante con las horas que tienes por delante.

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad