Formación

Formación en liderazgo y gestión de equipos de alto rendimiento

La gestión de personas y de equipos en el mundo profesional es un factor clave en la consecución de los objetivos y en la mejora continua de las empresas.

Un buen liderazgo empresarial tiene un efecto claro dentro y fuera de las organizaciones. Estos son algunos de los muchos beneficios que puede presentar:

  • Mejora el rendimiento empresarial.
  • Se consiguen los objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Mantiene a los empleados contentos y motivados.
  • Se favorece el trabajo en equipo.
  • Aumentan las ventas de la empresa.
  • Incrementan los beneficios de la empresa.
  • Se reducen las ausencias en el trabajo y el malestar.
  • Mejora el clima empresarial.
  • Se mejora la empresa en general y su imagen interior y exterior.
  • Mejora la competitividad de la empresa.

A través de esta formación, podrá descubrir conceptos clave relacionados con:

  • El liderazgo, aprender las claves para generar líderes capaces de construir climas inspiradores.
  • La gestión del talento.
  • La gestión de equipos de alto rendimiento.
  • Los valores.

Formación en técnicas de venta

Se trata de una formación que ofrecerá la oportunidad de aprender métodos para dominar el proceso de venta, proporcionando los conocimientos y herramientas necesarias para desarrollar las competencias comerciales que permitan a un individuo ser eficiente en entornos de venta competitivos.

Los conceptos clave relacionados con esta formación son los siguientes:

  • Adquirir las claves del proceso de venta para tener éxito en la actividad comercial.
  • Practicar las técnicas de comunicación, escucha activa, formulación de preguntas y detección de las motivaciones del cliente.
  • Argumentar y responder a las objeciones para concluir de una manera positiva.
  • Adquirir soltura y confianza para convertirse en un vendedor competente.

Formación en habilidades comunicativas

Aprender a comunicarse mejor y a hablar en público con soltura es una habilidad fundamental que has de mejorar si eres empresario, autónomo o el líder de un equipo. En cualquier caso, necesitas ser capaz de crear el impacto con tu comunicación, ya sea para convencer, vender, persuadir o, simplemente, para que se tenga en cuenta cualquier propuesta que hagas.

Una comunicación sin impacto no sirve para nada. ¿Qué cambios quieres provocar a tu audiencia? ¿Qué quieres que hagan? ¿Qué acción específica quieres que lleven a cabo?

Si al finalizar de tu exposición, conferencia, charla o discurso tu audiencia no hace nada, significa que tu comunicación no ha llegado. ¿Cómo vas a impulsarlos a la acción?

Esta formación te ayudará a convertirte en tu mejor versión como comunicador, para que puedas causar impacto en aquello que te escuchan. Y además, conseguirás:

  • Comunicar con seguridad y confianza ante cualquier tipo de audiencia.
  • Superar el estrés derivado del miedo escénico.
  • Conectar con el público.
  • Preparar mejor las intervenciones en público.
  • Ser más claro con tu mensaje. Simplificar.
  • Conecta con la audiencia.
  • Dominar el tono y ritmo de tu voz.
  • Presta atención al lenguaje no verbal.
  • Captar la atención con metáforas, anécdotas, sentido del humor, etc.
  • Ser natural y auténtico.
  • Comunicar desde el corazón.

Formación en inteligencia emocional

La inteligencia emocional es clave en la gestión empresarial. Saber comunicar y escuchar, interpretar la comunicación no verbal, prestar atención a las necesidades de los miembros de tu equipo, etcétera, son habilidades blandas que facilitan la gestión de las relaciones humanas de las personas. Además, el manejo de la inteligencia emocional es muy importante para destacar como líder.

Las aplicaciones de la inteligencia emocional en el mundo de la empresa son múltiples y procurar que las personas que forman parte de la empresa mejoren su inteligencia emocional, va a proporcionar los siguientes beneficios:

  • Mayor productividad: las personas con mayor nivel de inteligencia emocional rinden más en sus labores que aquellos que tienen un nivel más bajo. Son un 25 % más productivos.
  • Más ventas: los comerciales con un nivel de inteligencia emocional elevado consiguen vender hasta un 50% más que aquellos con un nivel bajo de inteligencia emocional.
  • Estabilidad de los empleados: se puede llegar a reducir la rotación de los empleados hasta en un un 65%.
  • Satisfacción de los trabajadores.
  • Mejor servicio de atención al cliente.
  • Mejora la comunicación organizacional: lo cual repercute positivamente en los resultados obtenidos por la empresa.

Esta formación en inteligencia emocional, responde a las necesidades actuales de las empresas que buscan que las personas no solo lo estén preparadas técnicamente para desarrollar las tareas diarias de la empresa, sino que al mismo tiempo sean adaptables, empáticas, resolutivas, etc.

En este mismo sentido, los propios directivos y gerentes de las empresas también han de potenciar sus habilidades emocionales y sociales para empatizar con el resto del equipo y poder transmitir los mensajes y la información básica para que el funcionamiento del equipo sea eficiente y eficaz, para que realmente puedan ejercer un liderazgo transformador y llevar a su empresa a conseguir resultados extraordinarios tangibles.